4 diciembre, 2019 Blog 0 Comentarios

Para el próximo año 2.020 Hacienda mantiene los límites de la distintas actividades incluidas en la Orden de Módulos.

NOTA SOBRE LA ORDEN HAC/1164/2019, DE 22 DE NOVIEMBRE, POR LA QUE SE DESARROLLAN PARA EL AÑO 2020 EL MÉTODO DE ESTIMACIÓN OBJETIVA DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS Y EL RÉGIMEN ESPECIAL SIMPLIFICADO DEL IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO.

(BOE 30-11-19)

Enlaces:

(Ver, igualmente, el Proyecto de Orden HAC/ xx/2019, de xx de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2020 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el Régimen Especial Simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido, y la MEMORIA DE ANÁLISIS DE IMPACTO NORMATIVO –MAIN- del mismo).

Texto del proyecto (PDF, 1450 KB aprox.). MAIN del proyecto (PDF, 483 KB aprox.).

Se trata de una Orden continuista que reproduce y mantiene los contenidos de la “Orden de Módulos” para el ejercicio 2018 y 2019 y, en algunos casos, los contenidos en las sucesivas Órdenes de Módulos de otros ejercicios anteriores y, así, en particular:



– Mantiene la misma estructura de la Orden HAC/1264/2018, de 27 de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2019 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE, 30-11-18), así como la de la Orden HFP/1159/2017, de 28 de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2018 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE, 30-11-17)


– Mantiene para el ejercicio 2020 la cuantía de los signos, índices o módulos aplicables, tanto en el régimen de Estimación Objetiva del IRPF como en el Régimen Simplificado del IVA.

– Mantiene, sin modificaciones, las instrucciones de aplicación de los signos, índices o módulos tanto en el régimen de Estimación Objetiva del IRPF como en el Régimen Simplificado del IVA.

– Mantiene la reducción del 5 por ciento sobre el rendimiento neto de módulos derivada de los acuerdos alcanzados en la Mesa del Trabajo Autónomo.

– Mantiene la reducción sobre el rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva del IRPF (20%) y sobre la cuota devengada por operaciones corrientes del régimen especial simplificado del IVA (20%) para las actividades económicas desarrolladas en el término municipal de Lorca.

– Mantiene, en los índices especiales de rendimiento neto aplicables en Estimación Objetiva en 2019, en los mismos términos que en 2018, por determinadas actividades agrícolas (uva de mesa -0,32-, flores y plantas ornamentales -0,32- y tabaco -0,26-), así como la cuota devengada por operaciones corrientes en el Régimen Simplificado del IVA para determinadas actividades ganaderas afectadas por crisis sectoriales (Servicios de cría, guarda y engorde de aves -0,06625- y Actividad de apicultura -0,070-).

– Se mantienen los mismos requisitos para considerar una actividad accesoria a la actividad principal, en función del volumen de ingresos.


– Mantiene el listado de actividades a las que resulta de aplicación el régimen de Estimación Objetiva del IRPF y el Régimen Simplificado del IVA.

– Se mantiene el esquema de coordinación de regímenes IRPF/IVA (Régimen Especial Simplificado del IVA, Régimen Especial de Agricultura, Ganadería y Pesca y Régimen Especial del Recargo de Equivalencia).


– Se mantienen intactos los procedimientos y plazos para efectuar la renuncia -expresa o tácita- o revocación de la renuncia -solo de manera expresa-, tanto al régimen de Estimación Objetiva en IRPF como al Régimen Especial Simplificado del IVA.


– Mantiene la referencia -en relación con la determinación de los límites de aplicación de la Estimación Objetiva o el Régimen Simplificado del IVA-, a la obligación de computar no sólo las operaciones correspondientes a las actividades económicas desarrolladas por el contribuyente, sino también las correspondientes a las desarrolladas por el cónyuge, descendientes y ascendientes, así como por las entidades en régimen de atribución de rentas en las que participen cualquiera de los anteriores.

– En el caso de que la actividad se desarrolle a través de una entidad en régimen de atribución de rentas, mantiene igualmente la previsión de que, en relación con la determinación de los límites de aplicación de la Estimación Objetiva o el Régimen Simplificado del IVA, deberán computarse no sólo las operaciones correspondientes a las actividades económicas desarrolladas por la propia entidad en régimen de atribución, sino también las correspondientes a las desarrolladas por sus socios, herederos, comuneros o partícipes; los cónyuges, descendientes y ascendientes de éstos; así como por otras entidades en régimen de atribución de rentas en las que participen cualquiera de las personas anteriores, en las que concurran las circunstancias que determinan la exclusión de los citados límites.

– Mantiene el listado de actividades incluidas en Estimación Objetiva del IRPF y el Régimen Simplificado del IVA, así como los límites y causas de inclusión y exclusión en ambos regímenes.

CAUSAS DE EXCLUSIÓN:


Al igual que ocurriera con la Orden para 2019 (Orden HAC/1264/2018, de 27 de noviembre, BOE 30-11-18, en https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2018-16340), la Orden para 2020:

NO concreta las magnitudes específicas de exclusión en función del volumen de ingresos para el conjunto de actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales -con independencia de que exista o no obligación de expedir factura- y para el supuesto de operaciones por las que se esté obligado a expedir factura cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal (artículo 3.1.a) de la Orden).


NO concreta la magnitud específica en función del volumen de compras en bienes y servicios, aplicable a todas las actividades económicas (artículo 3.1.c) de la Orden).


SÍ concreta la magnitud en función del volumen de ingresos para el conjunto de actividades agrícolas, forestales y ganaderas, fijada, al igual que en 2017, 2018 y 2019, en 250.000 euros (artículo 3.1.b) de la Orden).

Según dispuso el artículo 61 de la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para 2016, al modificar la Disposición Transitoria Trigésimo Segunda de la LIRPF, los límites excluyentes eran los siguientes:

– 150.000 euros anuales en función del volumen de ingresos para el conjunto de actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales -con independencia de que exista o no obligación de expedir factura- (manteniéndose el límite de 250.000 euros anuales para las actividades agrícolas, ganaderas y forestales)


– 75.000 euros anuales para el supuesto de operaciones por las que se esté obligado a expedir factura cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal.

– 150.000 euros anuales en función del volumen de compras en bienes y servicios, aplicable a todas las actividades económicas.


Tales límites debían ser de aplicación a partir del 1-01-2018 y ejercicios posteriores (por ejemplo, en el ejercicio 2019 y en el ejercicio 2020).

No obstante, el Real Decreto-ley 20/2017, de 29 de diciembre, por el que se prorrogan y aprueban diversas medidas tributarias y otras medidas urgentes en materia social (BOE del 30 de diciembre. Ver texto consolidado en https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2017-15836) introdujo las siguientes modificaciones con efectos en el ejercicio 2018 (pero no en el ejercicio 2019):

– Su artículo 2 (Límites para la aplicación del método de estimación objetiva en el ejercicio 2018) modificóla Disposición transitoria trigésima segunda de la LIRPF (“Límites para la aplicación del método de estimación objetiva en los ejercicios 2016, 2017 y 2018”), prorrogando para el período impositivo 2018 los límites cuantitativos que delimitan el ámbito de aplicación del método de estimación objetiva para las actividades económicas incluidas en el ámbito de aplicación del método, con excepción de las actividades agrícolas, ganaderas y forestales, que tienen su propio límite cuantitativo por volumen de ingresos.


– Su artículo 3 (Límites para la aplicación del régimen simplificado y del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca en el ejercicio 2018), modificó la Disposición transitoria decimotercera de la LIVA (a la que da nuevo título: “Límites para la aplicación del régimen simplificado y del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca en los ejercicios 2016, 2017 y 2018”), prorrogó para el período impositivo 2018 los límites para la aplicación del régimen simplificado y el régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.


– La Disposición transitoria única del RDL 20/2017 estableció un nuevo plazo excepcional de renuncias y revocaciones al método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y a los regímenes especiales simplificado y de la agricultura, ganadería y pesca del Impuesto sobre el Valor Añadido, para el año 2018.

Por aplicación del RDL 20/2017, los límites excluyentes aplicables al ejercicio 2018 fueron los siguientes:


– 250.000 euros anuales en función del volumen de ingresos para el conjunto de actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales -con independencia de que exista o no obligación de expedir factura-;


– 250.000 euros anuales en función del volumen de ingresos para las actividades agrícolas, ganaderas y forestales.


– 125.000 euros anuales para el supuesto de operaciones por las que se esté obligado a expedir factura cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal.


– 250.000 euros anuales en función del volumen de compras en bienes y servicios, aplicable a todas las actividades económicas.

Posteriormente, por aplicación de lo dispuesto en el artículo 61 de la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para 2016 (ver LPGE’16 en: https://www.boe.es/buscar/pdf/2015/BOE-A-2015-11644-consolidado.pdf), y según la redacción actual de la Disposición Transitoria Trigésimo Segunda de la LIRPF, los límites excluyentes aplicables al ejercicio 2019 debieron ser los siguientes:

– 150.000 euros anuales en función del volumen de ingresos para el conjunto de actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales -con independencia de que exista o no obligación de expedir factura- (manteniéndose el límite de 250.000 euros anuales para las actividades agrícolas, ganaderas y forestales).


– 75.000 euros anuales para el supuesto de operaciones por las que se esté obligado a expedir factura cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal.


– 150.000 euros anuales en función del volumen de compras en bienes y servicios, aplicable a todas las actividades económicas.



Sin embargo, el Real Decreto-ley 27/2018, de 28 de diciembre, por el que se adoptan determinadas medidas en materia tributaria y catastral (BOE 29-12-18; ver texto íntegro en:https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2018-17991)prorrogó para 2019 las medidas establecidas en su antecesor, el Real Decreto-ley 20/2017, de 29 de diciembre, por el que se prorrogan y aprueban diversas medidas tributarias y otras medidas urgentes en materia social (BOE del 30 de diciembre):

“(…) En segundo término, se prorrogan para el período impositivo 2019 los límites cuantitativos que delimitan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas el ámbito de aplicación del método de estimación objetiva para las actividades económicas incluidas en el ámbito de aplicación del método, con excepción de las actividades agrícolas, ganaderas y forestales, que tienen su propio límite cuantitativo por volumen de ingresos.


A semejanza de la antedicha medida, se prorrogan para el período impositivo 2019 los límites para la aplicación del régimen simplificado y el régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca, en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

La extraordinaria y urgente necesidad que constituye el presupuesto habilitante para acudir al instrumento jurídico del real decreto-ley se justifica en este supuesto porque el período transitorio inicialmente concedido, que abarca los períodos impositivos 2016, 2017 y 2018, se ha manifestado insuficiente y su ampliación al ejercicio 2019 debe efectuarse antes del 1 de enero de dicho año, ya que en caso contrario los contribuyentes afectados pasarían a tributar desde esa fecha con arreglo al método de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y por el régimen general del Impuesto sobre el Valor Añadido, lo que incidiría en sus obligaciones formales, de facturación y en los pagos a cuenta que soportan, con un incremento de las cargas administrativas.

Como consecuencia de la prórroga que se introduce en los límites excluyentes del método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del régimen simplificado y del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca del Impuesto sobre el Valor Añadido, se fija, mediante la pertinente disposición transitoria, un nuevo plazo para presentar las renuncias o revocaciones a los citados métodos y regímenes especiales.

(…) Segundo.


Con efectos desde 1 de enero de 2019, se modifica la disposición transitoria trigésimo segunda de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, que queda redactada de la siguiente forma:


«Disposición transitoria trigésimo segunda. Límites para la aplicación del método de estimación objetiva en los ejercicios 2016, 2017, 2018 y 2019.

Para los ejercicios 2016, 2017, 2018 y 2019, las magnitudes de 150.000 y 75.000 euros a que se refiere el apartado a’) de la letra b) de la norma 3.ª del apartado 1 del artículo 31 de esta Ley, quedan fijadas en 250.000 y 125.000 euros, respectivamente.


Asimismo, para dichos ejercicios, la magnitud de 150.000 euros a que se refiere la letra c) de la norma 3.ª del apartado 1 del artículo 31 de esta Ley, queda fijada en 250.000 euros.»



Por lo que se refiere al ejercicio 2020, una vez aprobada la Orden reguladora, cabe esperar que se prorrogue una vez más la situación establecida para 2018 y 2019 -cuestión que, a esta fecha se desconoce-, si bien sabemos que no es la propia Orden de Módulos la que deba recoger esa prórroga, dado que los correspondientes límites de exclusión están fijados por una norma con rango de Ley por lo que, como en ocasiones anteriores, se requerirá la aprobación mediante un instrumento normativo del mismo rango. Habida cuenta de que no resulta previsible contar en plazo con una nueva Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2020, es de suponer que se recurra, también como en otras ocasiones, a la aprobación de una norma de rango suficiente (un nuevo Real Decreto Ley), que debería incorporar, igualmente, un nuevo plazo excepcional de renuncias y revocaciones al método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y a los regímenes especiales simplificado y de la agricultura, ganadería y pesca del Impuesto sobre el Valor Añadido, para el año 2020.

(Pueden consultarse, al respecto, algunos artículos de prensa que abundan, en ese sentido, en la posibilidad de aplicar, una vez más, la correspondiente prórroga. Entre ellos, y a título de ejemplo, los siguientes:

“Hacienda negocia con los autónomos la prórroga de los límites de los módulos en 2020”, en:

“El Gobierno estudia evitar endurecer la tributación por módulos en 2020” “Hacienda no descarta prorrogar por tercera vez los umbrales actuales en beneficio de unos 500.000 autónomos”, en:

“Los autónomos ya negocian con Hacienda prorrogar a 2020 los límites de los módulos”, en:

Lo sentimos, los comentarios no están disponibles en este momento.

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies